La alimentación complementaria – ¿Qué le voy dando de comer a mi hijo?

La base de la alimentación de los niños pequeños (que en pediatría llamamos lactantes) es la leche. La mejor: la leche de su madre.

Las últimas recomendaciones de los expertos de nutrición dicen que la alimentación “complementaria” puede introducirse a partir de los 5-6 meses. Y se llama “complementaria” porque complementa a la leche.

Como habrás notado, cada persona (pediatra, enfermero, amigo, madre o vecina) sigue unas pautas diferentes. Casi todas serán correctas y nuestro primer mensaje es de tranquilidad, puesto que no hay una única forma de hacer las cosas bien.

Algunas ideas básicas:

–   La fundamental: No hay que tener prisa.

No debe comenzarse la introducción de la alimentación complementaria antes de los 4 meses, pero tampoco debe retrasarse mucho más allá de los 6 meses.

Tampoco necesitan agua hasta los 6 meses, porque va incluida en la leche que toman.

–   La leche:

o  Hasta los 6 meses tu hijo sólo necesita leche para alimentarse. Por eso se recomienda lactancia exclusiva hasta los 6 meses. Si es lactancia materna, mejor.

o  A partir de los 6 meses se recomienda, para los niños alimentados con fórmula adaptada, unos 500 ml de lácteos diarios. Aunque algunos niños toman menos leche y crecen bien. Para los niños alimentados a pecho, como siempre: “a demanda”.

o  La fórmula adaptada de continuación (o “2”) puede introducirse a partir de los 6 meses. Aunque en ocasiones es mejor continuar unos meses más con la fórmula de inicio, porque su composición, en general, nos parece más saludable. Recordamos que se puede preparar con agua del grifo directamente y que no es necesario hervir los biberones ni las tetinas: es suficiente lavarlos bien con agua y jabón.

Y a partir del año: leche de vaca entera, normal y corriente.

–   Los cereales:

o  Se pueden introducir los cereales sin gluten (arroz, maíz, soja, tapioca, mijo) a partir de los 4 meses. Aunque se recomienda esperar a los 6 meses, sobre todo si está tomando pecho.

o  Inicialmente se pueden añadir al biberón 1, 2 ó 3 cacitos. Es mejor usar una tetina especial para alimentos densos y no se debe ampliar el orificio de la anterior. Se pueden ir espesando progresivamente (un cacito más cada mes, hasta llegar a 8 cacitos en cada toma) para adquirir la consistencia de papilla y dársela con cuchara. Se recomiendan 1 – 2 tomas de cereales al día.

o  En general, se deben introducir en primer lugar los cereales sin gluten y unas semanas después, los cereales con gluten. Pero si tu hijo ha recibido lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, se puede comenzar directamente con cereales con gluten. Recuerda que el pan y las galletas normales se consideran cereales con gluten. Los cereales con gluten deben ofrecerse antes de los 7 meses. 

Una norma general muy importante: Los alimentos nuevos se introducen de uno en uno y se debe esperar unos días antes de introducir otro nuevo alimento. Así se acostumbran a los sabores y tendremos tiempo para saber si tienen algún problema de alergia. Tampoco hay que forzarles: si un nuevo sabor no le gusta, puede probarse con otro y unos días después volver a ofrecerle el alimento que había rechazado inicialmente.

– El orden no es importante. Tradicionalmente se han dado tablas indicando qué alimentos deben introducirse en cada momento, pero la verdad es que no tienen demasiada base científica. Se basan en normas y costumbres culturales y se usan para facilitar el proceso a los padres. Si quieres puedes seguirlas, pero no es estrictamente necesario.

o  Las frutas: Las frutas maduras y con zumo son más fáciles de preparar al principio y se pueden ofrecer mezcladas con leche y cereales. Pueden introducirse en el orden que se quiera. Mejor trituradas o machacadas que en biberón.

o  Las verduras: Se deben cocer al vapor o con un poco de agua y, al final de la cocción, añadir un chorrito de aceite de oliva. Para mayor aporte de energía, se recomienda que la patata sea ingrediente principal (aproximadamente la mitad del puré), pero para cada niño esta recomendación puede variar. Las espinacas, las acelgas y otras verduras de hoja verde pueden introducirse antes del año, pero no deben ser el ingrediente principal de un puré (se recomienda que no superen el 20% del total de ingredientes). Es importante conservar las verduras frescas en el frigorífico no más de 24 horas o usarlas congeladas.

o  La carne y el pescado: Da igual el orden. Habitualmente se cuecen con las verduras para preparar el puré. Son importantes, porque a partir de los 6-7 meses los niños necesitan alimentos con hierro. Se empezará con una cantidad aproximada de 15 – 20 g diarios, aumentando hasta 30 – 50 gramos diarios (si nos excedemos en la cantidad de proteínas hay más riesgo de sobrepeso en en futuro). Es mejor evitar las vísceras (hígado, sesos,…) y embutidos (salchichas, chorizos…) por su contenido en grasas.

o  ¿Y el huevo? Las recomendaciones de cómo introducir el huevo son muy cambiantes. Los expertos nos dicen que no hay que esperar a ningún mes concreto y que no hace falta introducirlo progresivamente. Puede mezclarse huevo cocido (se puede empezar con la yema y después la clara) en el puré de verduras, carnes o pescados sin problema. Posteriormente, puede ofrecerle formas menos cocinadas del huevo, como la tortilla.

o  Las legumbres también pueden introducirse en cualquier momento y en cualquier orden.

o  Los yogures es mejor que sean naturales (y sin azúcar). Los petit suis y similares tienen más grasas.

– ¿Tiene que ser todo triturado? Según vaya creciendo, se le pueden ir ofreciendo alimentos con diferentes texturas e incluso trozos de frutas con la ayuda de una redecilla antiahogo o trozos pequeños y alargados de otros alimentos cuando sean capaces de estar incorporados y se lleven cosas a la boca**. Hay que intentar retirar el biberón a partir de los 12-18 meses aproximadamente. En niños mayores de esta edad no se deben dar los zumos ni la leche en biberón porque aumenta mucho el riesgo de caries.

– ¿Hay que evitar algunos alimentos? Hasta el año de vida no debe emplearse la sal, el azúcar, la leche condensada ni la miel. Se recomienda que se use aceite de oliva virgen en pequeñas cantidades y siempre “cruda”, no cocinada, al final de la elaboración de los purés. Siempre será mejor una comida o potito elaborado en casa con productos naturales que uno comprado. Los zumos envasados tienen muchos azúcares (incluso los que dicen sin azúcares añadidos) y nunca deben sustituir a una fruta natural. No se debe ofrecer bollería industrial a los niños (en general, usan aceites poco recomendables).

– ¿Cuántas comidas cada día? Es variable. Lo habitual: 4, 5 o 6 tomas diarias.

– Las comidas se deben dar de forma tranquila. Cada niño tiene su propio ritmo de alimentación. Hay que procurar que sea un momento agradable para los padres y el niño. No se debe forzar a los niños pequeños a comer. Tampoco es recomendable que se vea la tele a la hora de las comidas. Es un buen momento para charlar.

– ¿Sabes lo realmente importante? Que tu hijo aprenda a comer de forma sana, variada y que los productos con los que prepares su comida sean siempre lo más naturales posibles. Los niños aprenden a comer también por imitación a sus padres. Así que te invitamos a que el tiempo de la comida sea un tiempo para disfrutar en familia.

(Este texto es un fragmento de los Consejos para padres de niños de 4 a 12 meses, elaborados por el Equipo de Pediatría del CS García Noblejas, que puedes consultar aquí)

También puedes leer las recomendaciones sobre alimentación complementaria de la Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria y otros enlaces de interés:

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/alimentacion-durante-primer-ano-vida

http://www.familiaysalud.es/vivimos-sanos/alimentacion/alimentacion-en-el-lactante-alimentacion-complementaria-con-sentido-comun

(**Fuente: Alimentación complementaria dirigida por el bebé (“Baby-led weaning”). ¿Es una aproximación válida para la introducción de nuevos alimentos en el lactante? Autores: JM Moreno Villares, MJ Galiano Segovia, J. Dalmau Serra)

Imagen

Entrada publicada por M. Rosa Pavo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Enlaces interesantes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s