Una APP para pedir cita y porqué no se debe consultar “sin cita”

Algunos padres nos comentáis que, en ocasiones, acudís al centro de salud “sin cita” porque ha sido imposible que os respondieran al teléfono para solicitarla.

La tecnología nos va facilitando poco a poco la vida, y también los trámites burocráticos. Y desde hace unos meses es posible pedir cita a través de una APP para el móvil.

En la APP, es necesario introducir el código de tarjeta sanitaria (que son 10 dígitos sin letra) y así se puede solicitar y gestionar citas (excepto revisiones del programa del niño sano) con el médico y enfermería de atención primaria y las citas de interconsultas a atención especializada.

También se puede solicitar cita por internet desde el Portal de Salud de la Comunidad de Madrid.

Entre todos (administrativos, personal sanitario y familias) debemos contribuir a que la consulta se organice bien, para trabajar de la mejor forma posible. Y los padres podéis y debéis ayudarnos.

Por la tarde, las citas se asignan cada 5 minutos, que a veces es tiempo insuficiente hasta para vestir y desvestir a un niño para explorarle. Sobre todo cuando se trata de niños pequeños y bien abrigados, en pleno diciembre. Así que la consulta se demorará más allá de los 5 minutos, acumulando progresivamente retraso en la atención de los siguientes niños. Pero entendemos que cada paciente merece el tiempo necesario, que algunas pocas veces será menos de 5 minutos y generalmente será más.

Y ¿qué pasa si viene un niño sin cita? Pues que si no quedaban huecos libres, en los 5 minutos en los que teníamos citado un paciente, pasamos a tener dos pacientes. Y si en 5 minutos ya es difícil valorar a un niño, en 2 minutos y medio pasa a ser “misión imposible”. Así que, generalmente nos limitamos a descartar patología urgente y citamos para valorar al día siguiente.

largas-esperas

Además, tenemos que hacernos responsables de las consecuencias de las consultas sin cita que no son estrictamente necesarias: suponen aumentar la espera de otras familias y niños que han solicitado correctamente una cita previa, además de sobrecargar al profesional que, indudablemente, con menos tiempo por paciente no siempre podrá trabajar de la mejor forma posible.

Nos gustaría resaltar que no es lo mismo un paciente que acude sin cita que un paciente que acude realmente con criterios de urgencia. Es decir, no todos los pacientes que acuden al centro de salud sin cita son urgencias. Una urgencia es más un “diagnóstico médico” que una decisión o valoración del familiar o del paciente. 

Por eso, creemos que es importante que los padres confiéis en vuestro criterio y en vuestro sentido común. Conocéis bien a vuestros hijos.

El buen uso de los recursos públicos es responsabilidad y deber de todos. Por supuesto de los profesionales sanitarios, de los gestores y de los políticos. Pero también de todos los ciudadanos, como usuarios y/o pacientes. Entre todos tenemos que contribuir a que la sanidad pública funcione de la mejor forma posible y además, también debemos enseñar y transmitir este mensaje a los más pequeños.

Entrada publicada por M. Rosa Pavo

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Información General y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s