Descubriendo recursos en la red… 2) Mejor prevenir que curar

Los pediatras preferimos prevenir que curar las enfermedades de los niños (y futuros adultos).

Por eso invertimos (con mucho gusto) nuestro tiempo para conversar sobre alimentación y ejercicio físico. Porque sabemos que los niños que comen sano y que hacen actividad física de forma regular, tienen menos riesgo de padecer algunas enfermedades cuando sean mayores (obesidad, diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia,…).

Como los niños aprenden imitando a los adultos que les rodean, es fundamental que “prediquemos con el ejemplo”. Os animamos individualmente a reflexionar sobre este punto. Las costumbres que adquieran durante la infancia determinarán, en mayor o menor medida, los hábitos que practicarán el resto de sus vidas.

1) PROMOCIÓN DE HÁBITOS SALUDABLES:

Y para facilitar la labor, os presentamos una serie de recursos online que pueden ser de utilidad:

  • Para los más pequeños: http://www.tropasupersana.es/LA TROPA SUPER SANA: TropaSuperSana Es una campaña de la Asociación Española de Pediatría (AEP) para concienciar acerca de la importancia del desarrollo de tres hábitos para mantener la salud y prevenir enfermedades: seguir unas pautas básicas de Alimentación, hacer Ejercicio de forma habitual; y la Prevención mediante el cumplimiento de las medidas de higiene y el seguimiento del calendario de vacunaciones. Dirigida a padres y a niños, la historia gira en torno a un niño superhéroe, Álex, que a partir de relatos y materiales muy visuales ayudará a que los pequeños lleven una vida saludable y comprendan que SU PODER ES SU SALUD.
  • Para los más mayores: http://www.movimientoactivate.es/MOVIMIENTO ACTÍVATE: Se trata de una campaña dirigida a adolescentes de 13 a 17 años. Para sensibilizar e informar sobre la importancia de una alimentación saludable, variada y equilibrada y  practicar actividad física de forma habitual, reduciendo así los comportamientos sedentarios en las actividades diarias y de ocio. Con contenidos audiovisuales atractivos y divulgativos  que informan y sensibilizan a través de música, consejos, videos, recetas, enlaces a diversas fuentes de ofertas de ocio activo y un concurso on line.

2) LAS VACUNAS… SIEMPRE DE MODA:

Las vacunas son probablemente los medicamentos que más vidas han salvado en la historia de la humanidad.

En una entrada dedicada a la prevención y promoción de la salud, no podemos dejar de mencionar el tema vacunas… Pese a que sabemos que, en las últimas semanas, es un tema recurrente y se habla mucho de ellas:

Hay todo tipo de información en internet, pero es importante buscar fuentes de calidad y basadas en la evidencia científica disponible en el momento actual.

Muchas de las enfermedades para las que vacunamos a los niños son ya “rarezas” a las que hemos ido perdiendo el miedo (polio, difteria, tétanos, infecciones graves causadas por una bacteria que se llama Haemophilus influenzae tipo b…) y hay otras enfermedades que en los últimos años diagnosticamos con más frecuencia de la que nos gustaría y que en algunas ocasiones tienen un mal desenlace (tos ferina, sarampión, …). Porque cuando nos olvidamos de esas enfermedades que ya no sufren nuestros niños (gracias a la vacunación), dejamos de preocuparnos de las consecuencias, la gravedad y las secuelas de la enfermedad para preocuparnos por los efectos secundarios de las vacunas.

Afortunadamente, la vacunación es también un acto solidario en cierto modo, por el cual los niños no vacunados (recordemos que no han sido ellos los que han tomado esa decisión) se benefician generalmente de la protección de grupo generada por los niños vacunados que le rodean. El problema es que está creciendo el número de niños no vacunados en nuestro país.

Y claro que las vacunas pueden tener efectos secundarios, como el paracetamol y como cualquier otro medicamento. Pero si estás pensando en no vacunar a tu hijo por miedo a esos efectos secundarios, te aconsejamos que pidas cita con tu pediatra para hablar tranquilamente y aclarar todas las dudas y miedos y así tomar una decisión adecuadamente informada. Tu pediatra te puede ayudar a decidir qué vacunas son más importantes para su salud, o cuales pueden demorarse. Hablando se entiende la gente y se pueden pactar acuerdos porque, al final, el foco de nuestra preocupación es común: ser guardianes de la salud de tu hijo.

También puedes preguntar a los expertos nacionales en el tema (El Comité Asesor de Vacunas): http://vacunasaep.org/profesionales/pregunta-al-cav

Para más información sobre vacunas te recomendamos que visites estas páginas web:

Entrada publicada por M. Rosa Pavo García (que declara no tener conflicto de intereses en el tema de las vacunas).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hábitos saludables y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s